A partir de la pandemia el ecommerce fue uno de los sectores que más creció. Los nuevos hábitos de consumo hicieron que se transformara en un medio de compra habitual hasta para las personas que nunca lo habían utilizado.

Este aumento inesperado hizo que las empresas tuvieran que poner rápidamente el foco en esta área, buscando la manera de mejorar el servicio y sobre todo la atención al cliente.

A partir de esta revolución de comprar y vender producto Federico Aon, Director de Comercio Industria y Logística de Snoop Consulting analizó algunas tendencias del ecommerce que te mencionamos a continuación: 

Everywhere commerce (Comercio sin barreras)

Si bien el ecommerce dejó de ser una novedad, el año pasado muchas compañías tuvieron que abrir o potenciar sus canales digitales, siendo las que más crecieron aquellas que ya estaban preparadas para la atención omnicanal. 

Todos somos un influencers

Los canales digitales permiten a todos una escalabilidad casi infinita, tanto para lo bueno que pueden ser posibles ganancias, como para lo malo como una mala experiencia puede tener un alcance desmesurado. Por tal motivo, es muy importante conocer las expectativas del consumidor: instantaneidad, transparencia, personalización y ubicuidad.

Servicio digital excepcional

El mundo digital, permite que cualquier empresa o emprendimiento, por más chico que sea, tenga la misma locación que Amazon o Mercado Libre. Esto que parece tan positivo, puede convertirse en un problema, ya que los usuarios van a exigir el mismo servicio en todas: a un kiosco que vende online le vamos a pedir lo mismo que a Amazon. 

En la actualidad la clave para seguir creciendo y generando venta es poner atención a lo que demandan los consumidores a la hora de comprar por internet y para como empresa cubrir sus expectativas.

Fuente: Forbes Ecuador.